Ley Doring: “Una SOPA muy Mexicana.”

por Carlos Catzin

La Ley Döring es el nombre no oficial de una iniciativa presentada el 15 de diciembre de 2011 en el Senado de México, por parte del Senador del Partido Acción NacionalFederico Döring Casar (Aca su Twitter), como una propuesta para reformar la ley federal de derecho de autor en México.

¿Quién es este fulano y porqué me está haciendo esto?

Como ya dijimos, la Ley ha sido propuesta por el senador panista Federico Döring. Su pasado (sórdido o no), no es de mi interés. Pero lo que me parece curioso es que Döring fue uno de los oponentes más feroces de ACTA, o Anti-Counterfeiting Trade Agreement. Este es un tratado internacional creado por Japón y Estados Unidos, abierto para que cualquier país lo firme, en el que se busca proteger la propiedad intelectual.


El principal problema con ACTA es básicamente una invasión de la privacidad y un incremento inconstitucional de la vigilancia digital. México no ha firmado el tratado, pero la firma de ella está abierta hasta el 13 de Marzo de 2013, por lo que se trata de otra ley que hay que vigilar.

En México el conocimiento sobre ACTA era escaso hasta el 2010 en que debates realizados durante el Campus Party, celebrado del 9 al 15 de agosto en el Distrito Federal por parte de empresas de telecomunicación, donde por primera vez se hablaba notoriamente del ACTA, la posición del gobierno mexicano, los cables de Wikileaks relacionados con el ACTA, y la posición de la sociedad civil, considerada por muchos como una ley de intromisión más que una ley de regulación

En cierto sentido, la Ley Döring es otra ACTA, por lo que parece extraño y hasta ridículo que la misma persona haya estado tan opuesta a una y luego proponga la otra.

Sin embargo, la Ley Döring aún no ha sido firmada. El senador Döring ha dicho públicamente que busca retroalimentación acerca de esta Ley.

Cuando escribí la nota acerca de SOPA hace poco, pensé que sería imposible encontrar una ley más ignorante acerca del funcionamiento del internet. Sin embargo, la Ley Döring gana. Lo que esta ley (propuesta por el senador Federico Döring del PAN) carece de malicia en comparación con SOPA, lo recompensa con la más pura ignorancia, no sólo del funcionamiento mismo del internet, si no de la jurisprudencia existente.

A diferencia de la ley Ley HADOPI en Francia, la ley Döring no cuenta con “tres Strikes”: se multa a la persona titular que tenga en registro la Dirección IP, cayendo en conflicto con las IP dinámicas y dando paso a demandas masivas, contradiciendo con esto el respaldo en contra del ACTA que el mismo senador de la bancada panista Federico Döring había dado.

Aquí es donde todo se va a la fregada. O porqué un IP no es una persona.

Cuando explicamos el desastre descomunal que es SOPA, explicamos un poco de cómo funcionaba el internet, y de lo que era un IP. Sin embargo, en ese caso estábamos hablando del lado del servidor, es decir, del otro lado de la pantalla y muy lejos de los usuarios como tú y yo. Sin embargo, en el caso de la Ley Döring las cosas cambian un poco.

Verás, con la Ley Döring, el largo brazo de la ley te estará buscando a ti, y no al servidor donde está alojada la supuesta piratería.

Para los que vienen llegando: una dirección IP es básicamente la dirección, en forma de números separados por puntos (como 192.168.4.3) que identifican a un dispositivo conectado a internet.
Tu teléfono, si se conecta a internet, tiene uno. También lo tiene tu computadora, tu tableta, un servidor en la Antártica, un Nintendo 3DS y un PlayStation 3. Cualquier cosa que puede acceder a internet cuenta con una dirección IP (hasta una lavadora puede tener uno, vaya). Esto, al menos, es inequívoco.

Lo que no es inequívoco es decir que una dirección IP puede identificar a un usuario. ¿Notan como muchos de los dispositivos que mencionamos son comunales?
Por mencionar uno de los casos más sencillos y torpes. Suponiendo, desde luego, que Juan y Pedro utilicen la misma computadora. Porque también podrían estar usando dos computadoras distintas pero estar conectados detrás del mismo router (el aparato con lucecitas que se conecta a internet), y por tanto compartir el mismo IP.

O por otro lado, Juan y Pedro, de manera poco hábil, podrían haber dejado su conexión abierta. Entonces fue y se colgó Alfredo de ella para subir su video para no gastar el ancho de banda de su propia conexión. O quizá no la dejaron abierta, pero Ramiro tenía ganas de bromear un poco y rompió la seguridad de la conexión. (Es más fácil de lo que creen).

Pero no tenemos por qué inventar escenarios complicados. La misma manera en la que funciona internet evita que un IP pueda ser relacionado inequívocamente con una persona. Dos palabras: IPs dinámicos. Esto quiere decir que un solo dispositivo puede tener un IP un día y un IP distinto otro. Y no sólo eso, si no que estos IP son reusables (aunque casi infinitos, los IP no son infinitos), por lo tanto el IP que Ramiro tenía ayer (que usó para subir el video), hoy lo tiene Juan.

(Un caso reciente y notorio es el de la RIAA diciendo que alguien había usado sus IPs (privados) para piratear (sus propias) canciones).

Y vamos, México, esto ya pasó. Hace años que luchamos esta batalla, en Estados Unidos, donde por fin se estableció la noción de que un IP no era una persona.

También fue de interés y crítica por parte de varios medios escritos y digitales, tanto mexicanos como internacionales, el haber sido aprobada con un método para no tener que pasar por la observación pública, haciéndola impopular y siendo aprobada, tal cual paso con la Ley Televisa

La iniciativa de Federico Doring, quien también es conocido por haber entregado el famoso video de René Bejarano y Carlos Ahumada al programa El Mañanero, en realidad no es nueva. Pero volvió a ser abordada porque Wikipedia en su versión en español, tocó el tema de la propuesta del senador panista y lo mencionó como parte de los intentos de atraco contra la libertad de expresión. Según la iniciativa de Federico Doring, las personas físicas que descarguen y difundan contenido registrado, se harán acreedores a una notificación precautoria en la que se les avisará que deben pagar por los derechos del contenido que quieren descargar, pero en caso de reincidir habría sanciones de tipo administrativas.

Me quieres cobrar, ¿cuánto?

Las infracciones, manejadas por el IMPI, podrían ir entre veinte y treinta mil salarios mínimos.

Usuarios de Twitter criticaron al senador del Partido Acción Nacional, Federico Döring, por promover una ley antipiratería en internet en México y, a la vez, usar una fotografía -de un oso- en su cuenta de esta red, sin dar crédito al fotógrafo.

Con el hashtag #ositodoring, los usuarios se burlaron de cómo cayó el senador en lo que supuestamente busca atacar: que se respeten los derechos de autor y evitar la piratería en internet.

Y es que la foto que el senador usa de fondo en Twitter no cuenta con ningún crédito, incluso algunos aseguran que fue mutilado, por lo que si se aprobara la “Ley Döring”, él mismo tendría que ser multado por violar los derechos de autor.

El internet debe ser un espacio libre pero no por eso es gratis. F. Doring

Federico Doring dice que su propuesta es “más amigable”, y en un intento de justificarse, amedrentó contra la Ley SOPA, tachándola de terrorista, que tiene contenidos de censura y que criminaliza a la gente; así también dijo estar en contra del ACTA. Según Doring, su iniciativa no tiene censura y no meterá personas a la cárcel.

La reforma que yo promuevo no quiere meter absolutamente a nadie a la cárcel. No quiere que le cancelen el correo electrónico a nadie, ni siquiera intervienen tu correo electrónico, no pretende que se bajo alguna página en Internet. No tiene ninguna censura, simplemente dice: si se da cuenta alguien que están descargando música o algo sin pagar derechos de autor le avisas al gobierno, el gobierno te avisa que estás haciendo una descarga ilegal, si la sigues haciendo, si lo haces varias veces, te pueden llegar a multar, pero una cosa es que te multen y otra que te metan a la cárcel, te eliminen tu correo o tu página en Internet. F. Doring.

Lo interesante es leer en la propuesta del Senado de la Republica una parte que dice : “La protección de los derechos de autor se encuentra reconocida en el artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: “Tampoco constituyen monopolios los privilegios que por determinado tiempo se concedan a los autores…para la producción de sus obras…”. En consecuencia, es obligación del Estado modernizar y/o actualizar el marco jurídico vigente, con el fin de hacerlo eficiente en beneficio de múltiples sectores de la población y de acuerdo a la evolución sistemática ocasionada por la evolución en la tecnología”

Bastante ironico, cuando simplemente quieren adaptar las leyes que han undido nuestro país, al internet.

Durante la última década, el número de personas con acceso a la red en el mundo aumentó en 380%. En nuestro país, el 26% de la población, es decir casi 30 millones de mexicanos, tienen acceso a la red, lo que coloca a México como el segundo país de Latinoamérica -solamente por debajo de Brasil-, con mayor número de usuarios.

Asimismo, un estudio de mercado realizado por la empresa IPSOS Media CT a finales de 2010, arrojó como resultado que en el país existen más de 26 millones de internautas que usan redes P2P y cyberlockers; estos últimos son los servicios de almacenamiento digital que permiten a los usuarios cargar y almacenar todo tipo de archivos, incluido el material con derechos de autor.

A través de dichas herramientas se descargan al año sin autorización de los respectivos titulares de derechos de autor y derechos conexos, más de 5,788 millones de canciones, 648 millones de videos musicales, 96 millones de películas, 28 millones de series de tv, 88 millones de e-books y 1,702 millones de imágenes, entre otros contenidos protegidos, de acuerdo al mismo estudio.

Ahora bien, como consecuencia de la puesta a disposición llevada a cabo sin autorización de sus respectivos titulares, se encontraron en el entorno digital 7,539 millones de canciones, 465 millones de videos musicales, 47 millones de películas, 24 millones de series de tv, 107 millones de e-books y 1,074 millones de imágenes, lo que claramente afecta la normal explotación de éstas obras, ya que han sido compartidas entre particulares, afectando gravemente a las industrias creativas en nuestro país.

El vacío legal existente en México, en lo que refiere al entorno digital, ha causado repercusiones en los derechos de diferentes sectores de la sociedad mexicana, siendo la afectación más evidente la violación de derechos de autor y derechos conexos.

De un total de 30 millones de usuarios de la red, 26 millones descargan ilegalmente contenidos protegidos por los derechos de autor de manera frecuente. Se hace evidente así, la falta de un marco jurídico que permita que las ventajas de las innovaciones tecnológicas no signifiquen pérdidas de empleos, productividad, ni la violación de los derechos elementales de quienes consagran su vida a la creación artística y cultural en todos sus ámbitos.

Sea la Ley Doring una versión light y amigable de SOPA, simplemente es una ley, seguramente producto del “lobbying” de empresas que aún después de diez años se han negado a cambiar su forma de hacer negocios. En realidad a la mayoría de los artístas, músicos o productores no les importa mucho que la gente se descargue sus canciones, sus obras o sus películas; pero las empresas que controlan este medio como las disqueras, quienes les pagan a dichos artistas una comisión ínfima por las ganancias de sus obras, son las que apoyan estas iniciativas. Así como estas empresas justifican los recortes de personal masivos porque cayeron un poco sus acciones en Wall Street o por x o y razón, con la misma vara del comercio libre; se tendrían que aguantar, y así como el que queda desempleado tendrá que buscar un nuevo empleo, estas empresas tendrán que buscar modelos de negocio.

Nos vemos.
Atte. Carlos Catzin
Tweet me: @carloscatzin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: